Blogia
Ortomanía

De la ortografía como arma

Me reincorporo al mundo laboral y virtual.
Leo con cierta voracidad morbosa, la discusión electrónica entre dos participantes de la lista «Apuntes». No viene al caso quiénes son, sino la reflexión de cómo sigue anclada en nosotros la idea de que la ortografía es un fin y no un medio; unas leyes de cumplimiento inexorable, fijo e indiscutible. A este año entrante hay que pedirle un poco más de escepticismo y capacidad para relativizar.
La ortografía es solo una herramienta que nos ayuda a reflejar más claramente lo que queremos trasmitir. Creo que no debe ser un potro de tortura ni una arma arrojadiza, porque ya se sabe que a estas «las carga el diablo» y cualquier día se pueden volver en contra de uno.
Feliz año a todos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Jaime Gris -

""... se puede escribir una historia magistral con carencias ortográficas y gramaticales "
Por supuesto, se puede. Un gran premio Nobel y genial escritor como García Márquez, escribe su obra con numerosas faltas de ortografía.
Otra cosa diferente es leerla. Para ello alguien tiene que corregirla primero.
La ortografía no es un fin en sí misma, de hecho puede ser en gran parte corregida por máquinas o programas informáticos. Pero es un medio inexcusable y cada vez más.
Cambie usted una sola letra, un espacio, o un punto en la búsqueda de una web, en una dirección e-mail, o en el código fuente de una página. Cambie usted un solo caracter de la contraseña de su tarjeta o del PIN de su móvil. Cometa usted faltas de ortografía cuando marca un teléfono...
El lenguaje escrito es una convención, y quien quiera usarlo tiene que aceptar las normas. Si no lo hace estará molestando y distorsionando si se dirige a personas. O simplemente no será entendido si se dirige a máquinas. Será un inculto o sencillamente un inútil.
Lo que me parece ofensivo e imperdonable son las faltas de ortografía provocadas y voluntarias en los escritos de ese moderno imbécil que camufla su incultura y desidia con una jerga estúpida.
Solo pido que cuando se dirija a mí me dedique la misma atención que prestta a su videoconsola.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

scila -

Estoy más de acuerdo con el primer comentario, aunque también con el segundo, es decir, las normas gramaticales y ortográficas son una indiscutible necesidad pero... se puede escribir una historia magistral con carencias ortográficas y gramaticales, doy fe.
un cordial saludo

María -

Yo creo que la Ortografía no simplemente ayuda, es indispensable en muchos casos. Sin un código común no hay comunicación posible, y la Ortografía nos lo proporciona.
Saludos y adelante con la bitácora.

maría
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres